Bombones de Jamón

Traigo un clásico en mi casa para las fiestas. Estos bombones son muy fáciles de hacer y todos los que los han probado me los piden de año en año pero este año no los he hecho, no tuve ocasión, ni tiempo, ni congelador. Encontré la receta de los primero que hice en el blog de Las recetas de Mamá, después de unos meses los encontré en el foro de Mundorecetas con una variación, esta variación fue lo más de lo más, unos simples dátiles y un poco de pimienta, unos bombones de rechupete. Os los aconsejo.


Cesta de la compra:
Jamón serrano sin mucha grasa
Queso de untar
Nueces
Dátiles
Pimienta

Procedimiento:
Necesitamos unas cubiteras, si son de media esfera es más fácil y estético.
Picar las nueces y los dátiles. Las cantidades dependen del tamaño de las cubiteras y del gusto de cada uno.
Mezclar todos los ingredientes menos el jamón.
Cubrimos cada hueco de la cubitera con media loncha de jamón serrano.
Rellenar con la mezcla y cerrar el jamón. Aplanar con la mano.
Meter en el congelador.
Desmoldar en la fuente de servicio congelado y dejar descongelar en el frigo o en la mesa.


Et voilà.
Bon appétit.

Bombones de foie (higado de pato) en thermomix

Mañana empiezo un curso de Agente Turístico que me va a llevar ocupada a diario durante casi seis meses. No sé muy bien porque me he inscrito a eso, me parece ahora que voy a perder el tiempo, porque vamos a ver como hago para criar a mis duendes si estoy trabajando siempre que tengan vacaciones, y no es que sea bien pagado, no, esto no es como era. Recuerdo cuando era una jovencita que trabajaba de junio a septiembre y ganaba bastante como para descansar 8 meses. Ahora ganas lo suficiente como para seguir trabajando. Huuufff, tengo que ir con positivismo, voy a aprender mucho...

Hoy a venido una chica a enseñarme la thermomix, un encanto de mujer, y se llama Véronique también. Me ha propuesto ser demostradora en cuanto se ha dado cuenta de que no tenía nada que enseñarme. Dice que por aquí no hay y que ha tenido mucho camino para venir. Ya veremos cuando tenga transporte si puedo, porque me gustaría de verdad. A parte de ello, que las cuotas para comprarla no son muy elevadas y me parece que me la puedo permitir.


Os enseño estos bombones de foie, que hice las navidades de 2012, están buenísimos, os voy a aburrir con las fotos pero es que me gustaban todas. Los encontré en mi foro favoritos, como siempre en Mundorecetas. Este manjar lo creó Canela Molida, tengo está información de la jefa, la cual también los recomienda porque estos bombones están exquisitos.


Cesta de la compra:
400g de higado de pato sin nervios (se quitan con las manos)
120g de nata para cocinar (ligera)
Sal
1 c/c de cognac

Proceder con meter todos los ingredientes en el vaso de la thermomix.
Programar 5 minutos, 60ºC, velocidad 3.
Cuando pite, abrir el vaso, bajar con la espátula y dar unos golpes de turbo.
Pasar a unos moldes de silicona y congelar.
Desmoldar congelados sobre el plato de servicio y dejar que se descongelen en el frigo.


Los recubrí de reducción de Pedro Ximenez y escamas de sal ahumada.


Et voilà.
Bon appétit.

Pan de pita muy fácil

Estamos ya bien instalados en una casita, bueno un pisito pero que parece una casita, muy mona. Los niños tienen un dormitorio para ellos, mi duende una cama con escalera, mi peque camita normal  y yo tengo una mezzanina en el salón dónde está colocado un colchón. Mi peque dice que mamá y su hermano duermen en el aire, jajaja.

Esta receta es fantástica por lo fácil que es y lo buena que resulta. La he encontrado en muchos blogs, pero siempre ha sido sacada del mismo sitio, es la receta de Oliter copiada por varias cocinillas como yo y otras muchas grandes cocineras, vamos, que casi toda la blogosfera la conoce por ser sencilla y buenísima. A parte de que nuestra Oliter es una grandísima persona, sencilla y buena.


Cesta de la compra:
150g de agua tibia (no muy caliente, solo tibia, no queremos matar los bichitos de la levadura)
2 c/s de aceite de oliva
11g de levadura fresca prensada de panadería
250g de harina
1 c/s de sal

Proceder:
Mezclar la levadura con los líquidos en un bol. Añadir la harina y la sal y amasar a mano.
Se puede amasar como mejor convenga, panificadora, thermomix, chefo, ...
Cubrir con un trapo el bol y dejar que la masa doble de volumen.
Una vez la bola este levada, partir en dos trozos (yo la he partido en cuatro).
Formar las tortas haciendo bolas y aplastándolas, cubrir con un trapo y dejar levar otra vez. (Yo me salté este paso porque tenía hambre, jajaja)
Calentar una plancha o sartén, no muy fuerte, y colocar las tortas de pan de forma a poder darles la vuelta a menudo. Tienen que quedar tostadas y crujientes por fuera aunque no quemadas, y tiernas por dentro.
Las rellené de ensalada de pollo y estaban riquísimas. Se puede rellenar de lo que uno prefiera.


Et voilà.
Bon appétit.

Bollitos con pepitas de chocolate en panificadora y horno clásico

Por fin encuentro un poquito de tiempo para poder publicar algo. Sigo sin Internet pero tengo amigos y sobretodo tengo buenos amigos, de los que te permiten quedarse en su casa para usar su conexión. Como no soy exagerada y esta forma de ser aprovechada no se corresponde conmigo, pues no lo hago a menudo y por eso estoy bastante fuera de los mundos Internáuticos estos tiempos. Además ya no tengo transporte lo que hace difícil salir del pueblo para conectarse.
Las últimas noticias son que Navidad ha pasado sin nada especial que comentar, me quede con mi duende que recibió un ordenador de papá Noël y que hubiera preferido un helicóptero de juguete, cenamos con mi madre una cena normalita y volvimos a casa.
Echo de menos mis amigas, tanto las virtuales como las reales, estoy mudándome desde mitad de mes y parece que nunca voy a terminar. Desde ayer tengo ya todos los muebles, solo faltan bastante cajas para traer, incluidos los zapatos. De echo solo los duendes tienen todas sus cosas, yo voy al día a hacer viajes desde la casa de mi madre a la mía con cajas.

Esta maravillosa receta se la copié a Kanela y Limón, resultan unos bollos parecidos a los bien conocidos doowapps tan apreciados de mis duendes, pero mucho mejor y más sanos.


Cesta de la compra

110 g de leche tibia
12,5 g de levadura fresca
30 g de aceite de oliva o de girasol
1 yema de huevo
1 c/s de esencia de vainilla
250 g de harina de fuerza
40 g de azúcar
1 pizca de sal
50 g de gotas de chocolate

Lo primero es guardar las gotas de chocolate en el congelador, siempre lo hago en cuanto las compro, es la única forma de que no se fundan en las preparaciones.


Disolver la levadura fresca en la leche, no calentar mucho la leche, tibia significa tibia. La leche si estuviese caliente mataría los microorganismos de la levadura.


Colocar los ingredientes en la panificadora en el orden de la lista, excepto por el chocolate. Seleccionar el programa amasar corto, en mi panificadora es el programa de pasta.


Retirar la masa y colocarla en un bol grande y engrasado. Tapar con un film de plástico y esperar a que doble de volumen.


Retirarla y suavemente incorporar las gotas de chocolate congeladas.

Formar unas bolitas de 70 g aproximadamente, colocar cada bollito en una bandeja de horno previamente cubierta de papel encerrado y dejar reposar nuevamente, cubierto por un trapo limpio, hasta que doblen de volumen. Precalentar el horno a 180ºC.

Pincelar con un huevo batido y hornear unos 20 minutos o hasta verlos dorados, pues sabemos que cada horno tiene vida propia.

Dejar enfriar y régalez-vous


Et voilà.
Bon appétit.

Crema reina de almendras en Thermomix

Bueno, no sé muy bien como explicaros porque he tardado tanto en poner el blog al día. Esta claro que como os aprecio todos los y las que seguís este blog, debo informaros. También es importante para mi ya que este blog representa también una parte importante de mi vida y mi intención al crearlo era también crear un símil de diario que pueda consultar más adelante.
Mi vida y la de toda mi familia ha cambiado bastante estos últimos meses ya que ahora mis duendes y yo estamos viviendo en mi pueblo Francés en casa de mi madre, hasta que dentro de unos días nos mudemos a un pequeño piso para nosotros tres.
Después de mi definitiva separación era la mejor forma de poder salir adelante, añadiendo la imposibilidad de quedarnos en España, sin posibilidad de encontrar un trabajo convenible ni un piso potable sin ingresos ni ayudas de los padres de las criaturas, a la depresión de mi madre tras la desaparición de mi hermano el año pasado. El irnos a vivir a mi pueblo no era una posibilidad ni una cuestión sino un imperativo necesario.
Quitando este imperativo, mi pueblo me parece un lugar maravilloso tanto para vivir como para crecer ya que he crecido aquí y he salido bien, jajaja, claro está que es según yo lo veo.

Ahora que he escrito un poco de actualidad, os doy la receta de una sabrosa Crema Reina. La encontré en Mundo Recetas, el foro en el cual intento participar activamente. La serví una vez por Navidad y la volví a servir hace casi un año a la ocasión de la visita de mis primos a Jumilla. Me había gustado mucho y a mis primos les encantó.


Cesta de la compra:
200 g de almendras peladas crudas
3 puerros, la parte blanca
1 diente de ajo
100 g de mantequilla
1 cucharada sopera de aceite de oliva
1 litro de caldo de pollo (de estos en brick)
300 g de nata líquida
El zumo de medio limón
Sal
Pimienta
Nuez moscada

En la cocina:
Echar las almendras en el vaso de la thermomix y triturarlas 20 segundos, velocidad 9, reservar.
Echar los puerros y triturarlos 2 segundos, velocidad 5. Añadir el ajo, la mantequilla y el aceite, programar 5 minutos, 100ºC, velocidad 4.
Bajar los restos de las paredes con la espátula y añadir las almendras, la mitad del caldo, la nata, la sal, la pimienta y la nuez moscada deseada y programar 12 minutos, 100ºC, velocidad 4. Cuando pite, esperar unos minutos a que enfríe un poco y triturar 20 segundos, velocidad 6-8.
Añadir el zumo de limón, el resto de caldo y programar 5 minutos, 90ºC, velocidad 5.

Esta crema se puede comer tanto fría como caliente, me gusta más en caliente, no desmerece. Es ideal para un entrante de navidad y es muy suave, les gusta tanto a los niños como a los mayores.


Et voilà.
Bon appétit.

Mouhalabiya de coco

Esto lo encontré por casualidad y estaba muy rico, además me encantó decorar las copas. No sé, que a Pedro le gustó mucho pero a mi la consistencia no me convenció aun que de sabor estaba muy rico. Lo encontré en la web y lo copié, pero no recuerdo donde. Si lo sabéis cuento con que me lo digáis, que no me gusta que los autores de recetas se queden sin reconocimientos. Y ahora gracias a Maryam sabemos donde lo copié, aquí.


Cesta de la compra:
750 ml de leche
45 g de maïzena
85 g de azúcar
4 cucharadas soperas de agua de azahar
30 g de coco en polvo (echarla polvo con la thermomix)
Un poco más de coco para decorar
Unos pistachos picados
Unos pistachos enteros

En la cocina:
En un cazo echar la leche, la maïzena, el azúcar, el azahar y el coco. Cocer a fuego suave/medio hasta que este espeso. Verter directamente en las copas, decorar con el coco y los pistachos. Meter en el frigo hasta que este bien frío.

Se puede comer así o se puede servir como natilla de fondo de plato con un trozo de tarta de chocolate en cima.


Et voilà.
Bon appétit.

Reducción de Pedro Ximénez

Allí va una receta de lo más fácil y que saca de un apuro en más de una ocasión cuando tienes que hacer algo rico y estás sin tiempo. Comprar rápido un solomillo de cerdo, cortarlo en lonchas, hacer a la plancha, y solo falta la salsita que le viene de perlas y que tienes en el frigo. Acompañar de lo que sea, que está super rico.

No encuentro la foto, pero tampoco hace falta.

Cesta de la compra:
300 ml de Pedro Ximénez
80 g de azúcar

En la cocina:
Echar el vino y el azúcar en un cazo y dejar cocer a fuego medio (5-6) una media hora hasta que haya reducido la mitad. No olvidar remover de vez en cuando.
Una vez frío tiene exactamente la textura deseada.

Conservar en un biberón en el frigo o bien en un recipiente tipo tupper.

Et voilà.
Bon appétit.

Cuppies de dulce de leche

Sigo pensando en el foro de Vicky y le pongo unas magdalenitas decoradas de invierno que tenía por allí. No importa la decoración, lo que importa es que estén buenas.
La receta es de esta niña tan mona de objetivo, cupcake perfecto, solo le he tuneado un poco la SMBC.

Cesta de la compra:
115 g de mantequilla en pomada
220 g de azúcar
2 huevos
270 g de harina
1 cucharilla y media de levadura química
120 ml de leche semi desnatada
1 cucharilla de esencia de vainilla
3 buenas cucharadas soperas de dulce de leche

En la cocina:
Precalentar el horno a 180ºC y preparar la bandeja de magdalenas con sus cápsulas.
Batir la mantequilla con el azúcar hasta tener una mezcla cremosa y brillante, casi dobla de tamaño.
Añadir un huevo, batir, añadir el otro huevo y batir más.
Mezclar la harina con la levadura de un lado y mezclar la leche con la esencia de vainilla de otro lado.
Echar la mitad de la harina a la batidora, batir a velocidad baja. Echar la mitad de la leche, seguir a la misma velocidad. El resto de harina, batir, el resto de leche y batir.
Bajar la velocidad al mínimo y añadir el dulce de leche.
Repartir la mezcla en las cápsulas para magdalenas y hornear unos 25 minutos a 180ºC.

Mientras se hornea, lavar la batidora y hacer la crema suiza de mantequilla, 1, 2, 3. Es infalible.
100 g de claras, 200 g de azúcar, 300 g de mantequilla.
Mezclamos las claras con el azúcar en un tazón al baño maría, hasta que el azúcar este integrado. Cuando esté, lo pasamos a la batidora limpia y batimos a velocidad máxima unos 15 minutos. Añadimos la mantequilla en pomada a trocitos y seguimos batiendo.
Cuando esté le añadimos dos o tres cucharadas de dulce de leche y seguimos batiendo para integrarlo.

Decorar al gusto.

Et voilà.
Bon appétit.